domingo, 17 de junio de 2012

La generación perdida

Hola! No he muerto, es solo que la vagancia, el trabajo de fin de Máster, el papeleo de las prácticas y becas (que no me van a dar) me tiene un poco liada. También es verdad que la inspiración no me ha acompañado demasiado estos días, y que encima no me gustan las modificaciones que le han hecho a blogger (con lo que me costó entenderlo en su momento, leñe).

Llevo unos días un poco melancólica, triste y enfadada. Estoy enfadada con España, con los españoles y principalmente, con los políticos españoles. La mayoría me parecen basura, y no creo que pueda haber cambio sin cambiarlos a ellos. Son incompetentes, chorizos y vagos. La mayoría no sabe hacer la O con un canuto, no tienen estudios superiores (que no es que yo tenga "titulitis", pero el tener estudios, ayuda para ciertas cosas) y toman decisiones de mierda basándose en consejeros (porque recordemos que no saben hacer la O con un canuto). El problema está en que se basan en la democracia y en la mayoría absoluta para hacer lo que les sale de los cojones. Se ríen de la democracia, se ríen en nuestra puta cara.

Me estoy leyendo un libro sobre un emperador romano (Yo, Claudio de Robert Graves) en el que se puede ver claramente que los romanos hace 2000 años hacían las cosas con infinita mayor eficacia (y también hacían mejores puentes, ¡qué coño!) y mayor raciocinio. ¿Realmente alguien duda de que evolucionamos a peor?

Estoy indignada porque veo que los partidos, en vez de hacer algo útil y positivo, se dedican a echarse las culpas mutuamente, como si estuviesen en el patio de un colegio, como si fuese un Madrid-Barça, para que los españoles decidan quién es el mejor, a ver quién gana. Y ya no se trata de ganar o perder, se trata de sacar a este país de la mierda, porque eso SÍ que me da pena, la situación de muchos españoles.

Yo soy de las personas que tienen "suerte". Vivo gracias a que mi padre es una persona sensata, trabajadora y ahorradora, y que puede mantenerme a mis 25 años. Me ha podido pagar mis estudios (sin que me hayan becado ni una sola vez, a pesar de tener buenas notas y no tener un rancho con puras sangre), y cursos y otros títulos, para acabar siendo ninguneada.
Al menos no tengo a toda mi familia en el paro, no tengo pagos de hipoteca pendientes, ni otras deudas mayores, no tengo hijos a los que no poder alimentar ni vivo debajo del umbral de la pobreza.

¿Y entonces, de qué me quejo? Me quejo de que he llegado a la edad adulta, tengo estudios superiores, he trabajado mucho por conseguirlos (y mi padre se ha dejado una pasta), he hecho prácticas gratis, me considero una persona relativamente capaz, con ganas de aprender y que sabe desempeñarse, y a pesar de todo eso, sé que no voy a conseguir trabajo en España. Quizás de cajera, de dependienta o de promotora de pubs nocturnos, pero desde luego no de lo mío, que es lo que me gusta y para lo que llevo 7 años estudiando (y lo que me queda).
Eso me da pena, mucha pena, porque como yo, estamos todos. Se une la crisis de la edad adulta, del "qué voy a hacer con mi vida", con el hecho de que apenas tienes opciones válidas o reales.
Y así andamos todos, depresivos, tristes y sintiéndonos unos parásitos de nuestros pobres padres, que tendrán que mantenernos hasta los 35.

Sólo me queda no desanimarme cuando me digan "no eres lo que buscamos", "no hay vacantes", "estás demasiado preparada", "no tienes una nota media de sobresaliente" (sólo soy un mísero "notable"), "no te ajustas al perfil"  y no tirar la toalla, que es lo que me dice todo el mundo que desea dedicarse a lo mismo que quiero yo (que es investigar, pobre de mí).

Desde luego, los que nacimos en los 80, estamos perdidos. No sólo porque estamos bien jodidos, sino porque parece que andamos a la deriva, sumándole a la ya difícil tarea de encontrar nuestro lugar en el mundo, el hecho de que no nos dejan ni aventurarnos a ello.


¿Y saben lo que haría yo con todos políticos ineptos, corruptos, casi analfabetos y cabrones?



¡ARDED, CABRONES!

(el parlamento de España, que el parlamento de Inglaterra no me ha hecho nada, y el Big Ben es muy bonito....)




sábado, 19 de mayo de 2012

Aventuras jurásicas



Llevo más de 8 meses viviendo en la Península y aparte de ir a Madrid, sólo me han llevado de excursión a Teruel (que también existe, oigan). Como ven, nuestra capacidad para planificar salidas es prácticamente nula, y hay que ir viendo disponibilidades con semanas de antelación. Si es que...¡estos peninsulares no aprecian lo que es poder irse de "road trip" y acabar en cualquier lado de Europa! ( sin tener que coger un avión, hacer colas, facturar, tragarte el aire acondicionado del avión, el rasca y gana....).
Total, que todo comenzó porque una compañera trabaja en Dinópolis, que es un parque temático sobre dinosaurios, la evolución del hombre y esas cosas, y nos dio entradas gratis. Así que para allá que nos fuimos.
Teruel está a una hora y media de Valencia (lo cual para cualquier canario estándar es MORDOR SUPERIOR, para ellos es "aquí al lado") y ahí que estaba yo, mirando el paisaje, el verdor de Teruel, las horribles esculturas sin sentido que ponen en las autopistas de España (algunas eran pero jodidamente feas), los "pubs" de dudosa procedencia en medio de la carretera, y en un santiamén llegamos al parque.
Cuando llegamos nos invadió la música de Jurassic Park, el agua, los peluches horribles de dinosaurios que no conocíamos ni de vista, y empezamos a mirar el mapa.
Primero vimos una atracción sobre el origen del homo sapiens, luego nos metimos en una "máquina del tiempo" que nos hizo trasladarnos al mundo de los dinosaurios, mamuts, y demás bichos de la era. Todo muy didáctico.

Después fuimos a comer. Estuvimos una hora esperando en una fila eterna, llena de niños dando la brasa, para acabar comiendo una hamburguesa con papas. Eso sí, me supo a gloria.

Cuando terminamos de comer, fuimos a una atracción para niños. Bueno, era como una especie de "excavación" en la que tenías que buscar fósiles y subirte a puentes y trepar por cosas y dejarte el cuerpo lleno de morados. Muy guay, quizás lo mejor de Dinópolis, y eso que llegué a pensar que se me romperían los vaqueros de tanto estirar las piernas o que me quedaría atascada en algún momento en algún tobogán (porque aquello estaba pensando para niños, y no para adultos haciendo el gili).

Todo iba bien hasta que pasó lo impensable. Mientras mis compañeros hacían el tonto buscando fósiles en una super caja de arena (a mi gata le hubiera encantado), uno de ellos metió un pie en un hoyo y se torció el tobillo a lo bestia. La cosa era peor, porque hacía un par de semanas que se había recuperado de otro esguince. Así que el chaval no podía ni moverse.

Estas caídas tontas son de lo más cabronas.

Así que, ahí estábamos nosotros, con aquel hombre dolorido, buscando una bolsa de hielo y llamando al "jefe" para que nos trajera una silla de ruedas para llevarlo por el parque, pero según la política del lugar, sólo se puede usar la silla para transportar a la persona herida al coche y llevarla al centro de salud....

Finalmente, y viendo las carencias evidentes del parque (ni médico, ni ATS, ni nada), mi compañera farmacéutica y yo (que soy veterinaria xD) acabamos acompañando a mi amigo a la enfermería.
Cogimos algunas cosas del armario: vendas, pomada, espadadrapo, y empezamos a vendar a este hombre, con profesionalidad, ante todo. Los jefes del parque nos miraban con admiración. Criaturas.



Finalmente, mi amigo decidió ir al centro de salud en Teruel, para que le hicieran una radiografía. ¿El problema? El que conducía era él. El coche era suyo. Así que, como a mí nadie me deja tocar un coche porque soy L (psss....), acabó conduciendo mi compañera italiana, más tensa que Eduardo Manostijeras poniéndose una lentilla, y a la que se le caló el coche como 4 veces antes de llegar a la primera rotonda (ya se sabe que uno tarda un tiempo en hacerse a un coche, y ella es bajita y no le llegaban los pies al embrague, porque no sabía ajustar el asiento)

Encima llovía. Y el centro de salud no tenía para hacer rayos X. Y la italiana no sabía como poner el limpiaparabrisas, ni las luces.

Finalmente llegamos Valencia. Vivos y sin ningún rasguño, salvo mi compañero, claro.

Dinosaurios, pocos, pero ¡madre, qué viajecito!


martes, 17 de abril de 2012

"El ifon"




Nunca he sido una persona a la que le gusten las últimas tecnologías. Me suele ser bastante indiferente tener el último modelo de esto o de aquello, y como soy un desastre y todo lo pierdo o lo rompo (porque soy torpe) evito que me den cosas caras, frágiles o sensibles. Y por eso me han regalado un iphone (siiiiii). Y no es que no esté agradecida (que lo estoy, y mucho), sino es que tengo miedo de mí misma y de mis manos pringosas de mantequilla, y lo primero que hice fue comprarle una funda a lo Magneto:



(Cualquier momento es excusa para poner una foto del Fassbender, lo sé)

Pero oigan, el iphone es un invento. Sé que todo el mundo lo lleva diciendo mucho tiempo, pero es verdad. Tienes veinte mil funciones en un mismo dispositivo. Incluso demasiadas.

Puedes oír música, jugar a infinidad de juegos, chatear, leer libros y revistas, navegar por internet (rápidamente, maticemos), te sirve como navegador GPS, hace unas fotos del carajo (y puedes retocarlas con programas increíbles), tiene linterna (esa aplicación me fascina xD), piano, un gato que habla, acceso a tu banco, a la bolsa (esa aplicación la uso constantemente, porque si yo no sé como anda el NASDAQ no me voy a acostar).

Al principio era reticente a tener tanta tecnología en mis manos. Yo es que me abrumo con tantas cosas. Soy simple. Yo soy feliz con una tele culona, incluso viendo pelis en VHS, pero el furor del WhatsApp me envolvió (no quería que mis amigos me hicieran vacío), y después de tener una blackmierder (blackberry) un aparato de estos, se agradece.

Una de las cosas en las que soy más "maniática" es que me gusta tener la música por un lado y el teléfono por otro. Por eso, sigo conservando mi ipod de toda la vida, que como se me pierda, me lo roben o algo... me muero, es mi pequeño tesoro del amor.
Y no es que sea una adicta a Apple, ni que piense que Steve Jobs fue el Jesucristo de nuestra era, simplemente, son cosas que me han regalado, y poco a poco he ido incorporando a mi día a día (y me ha costado entender y soportar el infernal itunes de los coj....).

Volviendo al tema del iphone, que me pierdo... si te metes durante un segundo en la "App Store" (la tienda de aplicaciones, vaya, pero en inglés queda más "cool") puedes acabar en in bucle espacio-temporal infinito. Pero infinito, infinito.
Hay tantas aplicaciones que es hasta cómico. Hay varias categorías: deportes, estilo de vida, juegos, educación, catálogos, libros, etc, etc. Yo, personalmente opino que muchas de ellas son la mar de absurdas e innecesarias (teniendo en cuenta que se trata de un teléfono que pretende ser funcional) pero somos humanos, y nos gustan estas mariconadas. Hay que reconocerlo.

Voy a enumerar las que me parecen más curiosas:

Deportes
- Golf....¿paintball?, el Sports Illustrated para ver tías buenas en la portada, una aplicación llamada "En tu ojo" en la que podrás imitar al mismo Mourinho y sus hábitos más oscuros, una para encontrar estaciones de esquí (esta le vendrá genial a la familia real, aunque ellos quizás son más de cotos de caza... que también habrá una aplicación para eso, seguro), ¿Quieres ser Guardiola por un día? Si tienes un iphone, también puedes.

Catálogos

¿No era ya suficientemente molesto que te los dejasen en el buzón? Pues aquí te los puedes descargar. Lo bueno es que aquí puedes elegir lo que quieres que te llegue, y los restaurantes chinos no tienen App, todavía. Hay catálogos de coches, de tiendas, de animales, de ositos de peluche....(lo típico y normal)

Economía y Empresa

La linterna, sin duda. Es un invento, que con un click tengas una linterna de la leche (que oye, en una situación de emergencia, o cuando no veas un carajo, viene muy bien), convertidor de moneda, "cómo ponerse una corbata", "calculadora" de esas que hacen logaritmos y todo, que esto es un iphone, por dios....

Educación

Te enseñamos origami, a dibujar, a enunciar las diferentes razas de perros, a aprender chino en un mes, y sobre todo y más importante: la tabla periódica (no, ahora en serio, esa aplicación me encanta)


Estilo de vida

Esta es sin lugar a dudas la categoría más bizarra. Aquí cabe de todo: Hay una aplicación que es un espejo (pa pintarse los labios, fundamental, pa ver si tienes bigote, si tienes las cejas peludas, lo típico), recetas del queso Philadelphia, otra de posturas sexuales y el Kamasutra (por si no andamos inspirados), la de Aena (que pudiendo ser la más útil, no funciona....), una que te enseña a meditar (...), más posturas sexuales, "La cocina de mi abuela", "La espada láser de Star Wars" (esta me la descargaré secretamente....), fondos de pantalla cucos con gatitos adorables, test de personalidad super fiables y testados por psicólogos (cof, cof), una aplicación para estallar papel de burbujitas, "cómo ordeñar a una vaca" (esta me hubiese venido bien a mí, oigan) y las más impactantes:
- iPoo: Puedes comparar tus deposiciones con las de otras personas.... on line. Mandar fotos, comparar tamaños, formas, colores. En serio...
- iCuenca: Te dice dónde queda Cuenca (la nueva Meca) para poder poner a alguien "mirando pa Cuenca", de verdad de la buena, y no en sentido figurado.


Juegos

Angry birds. Vicio. Angry birds normal, en el espacio, en el caribe, no importa. Todo sea DESTRUIR y matar cerditos. Muajaja.

Medicina

Pfff. Peligro.
Tienes un "calendario menstrual" para esas que, como yo, viven en la parra, tú teléfono te indica cuándo te va a venir la regla, cuando estás ovulando, etc. Ese tipo de cosas tan interesantes sobre tu organismo.
Aplicaciones anti mosquitos y anti ronquidos (esta última me resulta más cuestionable), una aplicación que es un fonendoscopio (¿en serio? a mí el mío me costó 100 pavos, esto no puede ser bueno....), relajación con sonido de olas, más posturas sexuales, porque el sexo es salud, enciclopedia sobre el cannabis....
Las aplicaciones más impactante en este campo son unas en las que , si te quieres operar las tetas, las patas de gallo o la papada, puedes ver cómo te quedaría el resultado, sin tener que ir a una consulta, ni nada. Esto empieza a dar miedito.

La verdad es que en esta categoría hay muchas aplicaciones super interesantes, pero sobre todo para personas con formación médica: atlas de anatomía, programas para calcular dosis de fármacos, vademecum, valores de referencia de parámetros en la orina y sangre, etc, etc.

No podemos olvidar aplicaciones chorra como esas en las que te puedes ver dentro de 40 años, o con 40 kilos de más, el gato que habla y repite lo que tú dices, el piano con el que te sentirás como el de Camela, melena al viento....

Vamos, que esto es un no parar. Sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un teléfono, no lo olvidemos.
Pero la verdad es que, coñas aparte, es una herramienta que, bien usada, es super útil, y entretiene. Es como un pequeño cerebro del tamaño de tu mano, y para esas personas que, como yo, después de estudiar la carrera perdieron el 40% de su capacidad de retención y de masa cerebral (en serio, yo antes era una enciclopedia viviente, ¿qué me ha pasado?) la verdad es que está genial.
No sin mi ifon.

(Hasta que me lo roben, o se me pierda, o se me caiga al suelo y se haga añicos.....Tengo miedo)



domingo, 15 de abril de 2012

Cumple-años







Como habrán podido deducir por el título, hoy es mi cumpleaños. Cumplo 25 años.




Pensarán que soy gilipollas porque me preocupa cumplir 25
años, y no es que me preocupe realmente (el hecho de "envejecer", que un poco sí, no nos vamos a mentir) sino porque es justo la edad en la que tengo que empezar a hacer cosas con mi vida. Y eso sí me preocupa.

El otro día mi padre me dijo todo convencido que como me sentía al cumplir 24 años. Y yo le dije, no, padre, cumplo 25. Y él me miró con cara de: "¿cuándo ha ocurrido esto?"
Y eso mismo me pregunto yo. El tiempo se me ha pasado volando. Han pasado ya 10 años desde que mi padre me despertó cantándome "15 años tiene mi amor" (sí, él es así de adorable, cuando quiere...), y siento que a mí alrededor sólo hay gente más joven que yo. Veo a esos chavales de 18 y pienso, ay, criaturillas. Y es que, se cambia tanto, en tan poc
o tiempo...(no voy a poner una foto mía con 18 años, porque... pfff, madre de dios)

Recuerdo cuando veía lo de "Madrid 2012" (pausa para descojone), y hacía un cálculo mental de la edad que yo tendría en ese entonces. 25 años. Imaginaba que habría acabado la carrera (en ese entonces aún no sabía cuál), que tendría un buen trabajo, que sería independiente, tendría mi propio coche, el cual conduciría con unas gafas de sol super
molonas que me darían un aire muy sofisticado, que tendría un par de gatos y un maromo al que poder sobar y que me querría por encima de todas las cosas.
Hoy cumplo 25 años y de todo eso, sólo puedo decir que he conseguido acabar la carrera (que ya es algo, créanme) y tener un par de gatos (y uno de ellos no me quiere nada)
No tengo trabajo, ni expectativas de tenerlo, tengo el carnet de conducir criando malvas en la cartera, y mi vida sentimental es un desastre.

Sí, soy muy joven, pero me gustaría poder decir que tengo mi vida encaminada hacia algún punto, y no la tengo encaminada en absoluto. A día de hoy puedo afirmar que no sé qué será de mí el día de mañana. Si viviré aquí o allá, si trabajaré de lo mío o limpiando baños, si acabaré conociendo a alguien o acabaré forever alone. Y pueden pensar que es excitante no saber qué te depara el futuro, pero yo soy muy controladora, y esas cos
as no me gustan. Ni un pelo.

Como ya he dicho en posts anteriores, me da mucha pena tener 25 años en la situación en la que estamos actualmente. Debería estar contenta, no se me han caído los pechos y se supone que estoy en una edad bonita, en la edad de empezar a hacer cosas, de tener ilusión por cambiar de aires, de tener proyectos. Pero al final, sólo formo parte d
e esa gran masa enfurecida, deprimida y desilusionada.

Ahora empieza la tarea de acabar el Máster y empezar a buscar trabajo o becas (cosa que me aterra más que ninguna otra cosa en el mundo), y de lidiar con el rechazo, o con la posibilidad de tener que volver a casa con el rabo entre las piernas porque no hay dinero para seguir viviendo en la Península.

Quizás tenga que emigrar.
Y no es que esté triste por cumplir 25 años. Es que de repente me he hecho mayor, tengo que buscar trabajo, tengo que tener responsabilidades. Y lo peor de todo, es que todo esto nace de mí, quiero tener esas responsabilidades, quiero tener mi propio dinero, no quiero seguir dependiendo de mi padre.Me he hecho mayor, ya soy una adulta. Y bien que me ha costado.

Pero como no todo van a ser ganas de querer suicidarse, he aquí una foto mía haciendo el gili. ¡Bendita madurez!





lunes, 2 de abril de 2012

"Cre-puj-culo"


Estoy de vuelta a la patria, y me he cogido un trancazo de tres pares. Estoy casi reclutada en casa, con pañuelos por todas partes y voz de hombre. Uno de estos domingos cualquiera, me eché a ver la tele (por vegetar, principalmente) en el sofá. Como tengo canales de pago pirateados (cof, cof), puedo ver algunos canales de películas de estreno, y cual fue mi sorpresa al ver que quedaba un minuto para que empezara la última de Crepúsculo, y dije: "oye, esto da pa un post", así que me puse a intentar verla (porque hay que hacer un esfuerzo, créanme).




Hace ya algunos años (aún iba al instituto) mi amiga Apátrida me habló de estos libros (sí, ella los conocía antes de que se hicieran famosos, es así de moderna), los estaba leyendo en una época emo de su vida, y por eso se lo perdonamos. Me
contó el argumento, y la verdad es que parecían los típicos libros de literatura juvenil con tendencia al rollo gótico-siniestro y pensé "pues puede molar".
Al cabo de un tiempo (yo seguía sin leerme los libros) me dijo que iba a salir la película, así que fuimos a verla (sí, fui a verla...) rodeadas de "teenagers" y señoras de 40 años que se creen "teenagers".
Chiquito puto bodrio, pensé...(***spoiler alert, pero si han leído hasta aquí es porque les importa una mierda que les cuente de qué va porque odian la saga tanto como yo, así que.... ). La cosa va de una chica que es más sosa que las piedras (pero no de estas de colores molones, sino de estas de la playa, cantos rodados...). Sosa, sosa. Pare ce que tiene un palo en el culo, que tiene un ñordo de bajo de la nariz, y vale que se acaba de mudar, y sufre pero, ¡por dios!


Total que la chica se muda a un pueblo de Mordor con su padre (del que heredó la sosabilidad, presumiblemente). Allí conoce a Edward Cullen y a su familia, que son pálidos, rubios y raros. Él le dice que huele mal, ella se ofende toda, pero al mismo tiempo le mola porque es misterioso, y le ha dicho que apesta, y eso siempre da morbo (o algo).
Él es un sex symbol del insti (y que conste que el actor no me parece feo, pero en las pelis me recuerda al perezoso de Ice Age) y va y se fija en la tía más sosa en cuatro mil hectáreas (lo típico que ocurre en la vida real)
Total, ella descubre buscando en google que él es un vampiro, pero se enamora de él a pesar de este pequeño factor adverso, él le toca a Débussy al piano y se le caen las bragas (porque que le ponga un CD es "too mainstream"), la lleva al bosque y descubre que si le da el sol brilla. Y todo es amor, purpurina y unicornios de colores.



Aquí acabó mi contacto con la saga, porque dije "NO MORE". Pero claro, una vive en la sociedad, y se entera de lo que pasa, sobre todo cuando descubres que personas con estudios, gente inteligente, y adaptada a la sociedad actual pierde el culo por estos libros con comentarios como:
- Es que Edward es el novio perfecto
- Es que es la historia de amor más bonita que he leído
- Es que es una historia super realista, de amor, porque hay que sacrificarse por amor.

Que se pare el mundo, que yo me bajo, en serio.
Stephanie Meyer, con todo mis respectos, es una mujer que se ha aprovechado del borreguismo generalizado de la sociedad, y ha escrito una saga de libros que podría haber escrito cualquiera, porque no tienen ningún tipo de mérito literario o de creatividad (vampiros, hombres lobo, vaya ¡qué novedad!), y que encima manda mensajes equivocados a las miles (¿o quizás millones?) de mujeres en desarrollo (pre-adolescentes, adolescentes) con unas mentes más que maleables.
¿Que nos enseña Crepúsculo, queridas amigas?
Enamórate hasta las trancas de un vampiro.
Déjalo todo por tu primer amor (que como todo el mundo sabe, siempre sale bien...).
Rompe con tu familia y amigos
Sufre, sufre mucho, porque el amor es sufrimiento.
¿Sexo? ¿Qué es eso? Hasta que no te cases no podrás acostarte con tu gran amor, eso sí, pasarás 800 capítulos más salida que la esquina de una mesa y cuando por fin lo hagan, él te hará mucho daño y se sentirá mal por ello. Así que te pas
arás la luna de miel jugando al Ajedrez (verídico) y tú de nuevo más salida que una tacha.
Pero el sexo es maligno, y tiene consecuencias. Como todo el mundo sabe:


Así que, en tu luna de miel romántica en Brasil, por no ponerle un preservativo, un vampiro (que está muerto, por cierto, y por lo tanto no le circula la sangre, ni ningún otro fluido corporal) te dejará preñada en 14 días. --Pausa para descojone, aquí--. Gracias.
Eso es fertilidad, y no la de Papuchi.

Y te quedarás preñada, y un ser maligno crecerá en tu interior. Pero no puedes abortar, porque aunque te esté matando, no es cristiano.
- "Oh, Bella, el engendro va a acabar matándote, deja que te lo saquen antes de que sea demasiado tarde"
- "No, el es el fruto de mi amor con EdwardCullen, y no puedo matarlo, porque aunque yo muera él bebé seguirá vivo".

Sosa y subnormal.

Pues eso es lo que predica aquí la señora. Que se ha hecho de oro por escribir las ensoñaciones pornófilas de una mormona reprimida.
Lo peor de todo es que la sociedad la aclama, adoran la historia, como si fuese la historia de amor más perfecta y hermosa jamás contada. Y cuando gente que conozco me dice que le encanta Crepúsculo yo no puedo hacer otra cosa que reírme pa mis adentros, preguntarles si me puedo reír de ellos por este hecho, y si no... callar todo lo que me pasa por la cabeza en ese momento.
¿Estamos locos o qué?


miércoles, 21 de marzo de 2012

Gente guapa (II)


Para que no se diga que soy una persona hormonada, que pone fotos de maromos en su blog para babear, quiero que sepan que también sé apreciar la belleza femenina (aunque mi amigo Peibol diga que ninguna mujer me parece guapa....) y me he dado cuenta de que, si fuese lesbiana, me gustarían las morenas. Temblad, pequeñas, temblad.



Rachel Weisz me encanta. Es preciosa, me gusta mucho como actriz y sabe llevar su edad (cuarenta y pocos) sin rellenarse de cosas raras. La adoptaría.


Emma Watson es una perra fotogénica. Se puede poner una mierda en la cabeza, que todo le queda bien. Es elegante y se come a la cámara. A ver si puede escapar de la saga Harry Potter y buscar papeles más apropiados para su edad (sin enseñar las tetas, que una cosa no tiene que ver con la otra).



Sofía Vergara está tan buena que dan ganas de matarla. En "Modern Family" es imposible no mirarle las tetas. Mira que lo he intentado, pero se me van los ojos.


Desde que vi a Rachel McAdams haciendo de Regina George en "Chicas Malas" me pareció una chica guapísima (y ¡rubia!). Típica chica guapa que además parece tener talento. Malditas todas.



Natalie Portman es tan guapa que da asco. Tiene la cara más bonita que he visto, lisa, con un lunar en medio. Le tiene que doler la cara, de verdad. No es quizás una chica que rezume sensualidad, pero con esa cara...



Rooney Mara es Lisbeth Salander. En esta foto se aprecia lo bonita que es esta chica, antes de convertirse en su personaje, tener que teñirse el pelo, las cejas y adelgazar 900 kilos. Me llamó la atención en la escena inicial de "La red social" y parece que la chica promete. Eso sí, engorda un poco, por dios.



Nicole Kidman, tú antes molabas. Cuando vi "Moulin Rouge" me pareciste la mujer más guapa del mundo. Con ese pelo rojo, y ese vestido rojo, y esos labios rojos. Ahora, te has metido tanto botox y te has estirado tanto, que ni se te reconoce. Pero bueno, quien tuvo, algo retuvo.


Anne Hathaway tiene unos ojos tan enormes, tan expresivos. Me encanta. Parece una chica de lo más normal, pero tiene unas facciones super especiales.


Monica Belluci es sexy. Es la típica morena exuberante, a lo Sofía Loren. Da gusto que entre tanto espárrago escuálido aparezcan mujeres así, un poco más redondas, que se asemejan más a las mujeres de a pie (que ya quisiera yo....)


Keira Knightley es un amor. Quiero que sea mi amiga, en serio. Parece super centrada y super graciosa. Y es muy guapa. Tiene una belleza rara, ojos marrones enormes, boca bonita. Me cae bien porque le dicen que está más plana que una tabla y ella se ríe (y no se opera). Ole sus huevos.


Adele es lo que yo siempre he dicho "prefiero ser gordita y guapa que delgada y fea". Es preciosa de cara, y tiene un vozarrón. Quizás debería replantearse seriamente su estilismo, que le añade como 10 años más, pero por lo demás, tiene una estructura ósea perfecta.

domingo, 18 de marzo de 2012

Gente guapa (I)


Sé que en mi post anterior quedé como la típica chica intelectualoide, empollona, rata de laboratorio, y no les voy a mentir. Es verdad.
Así que para desmontar un poco el mito (cof, cof) voy a hacer un post de relleno sobre gente que me parece de lo más atractiva (físicamente, entiéndase, porque si los conociera.... uf, uf), y así pueden hacerse una idea de cuál es mi "prototipo" (aunque yo creo que no tengo, pero mi amiga Apátrida considera que sí...) que eso siempre viene bien (digo yo).
Hale, un post de lo más superficial. ¡Que no se diga!

Mi mito erótico actual es Michael Fassbender. Es la perfección hecha hombre y sí no, vean la película "Shame" y verán a lo que me refiero (película muy recomendable, por cierto). Alto, barba pelirroja, ojos verdes....y encima, es muy buen actor. ¡Ains!



Otro chaval que me parece de lo más mono es Ryan Gosling. No es quizás super guapo, en cuanto a facciones perfectas, pero tiene un algo. Es elegante, parece un tío con la cabeza en su sitio, inteligente. No sé, pero mola.

Ewan McGregor fue el mito erótico de mi adolescencia tardía. Me encanta. Me lo comía con papas. Tiene pinta de ser de lo más achuchable con esa super sonrisa que tiene, y encima, también me encanta como actor. Una de sus últimas películas "Beginners" es también de lo más recomendable.

Y no todo iban a ser extranjeros, ¿no? Xabi Alonso, con su barba pelirroja y su sonrisa, me encanta. Tiene pinta de ser de lo más soso en la vida real (es un futbolista, tampoco le podemos pedir más), pero es elegante y muy muy mono. Pon un vasco en tu vida (.......)


Otro salido de la patria es Rodolfo Sancho. Yo no sé qué hace este hombre con su vida actualmente ¿alguien lo sabe? Pero da igual. Esa cara de tristeza, esos ojos rasgados, incluso ¡esa sotana! Me encanta. Y sí, es perturbador, lo sé.





Oh... "Padres Forzosos", ¿se acuerdan? Yo sí. Todos los niños estaban enamorados de las gemelas Olsen, y todas las niñas lo estábamos del tío Jessie. Yo también quiero un tío así. Lo mejor es que pasan los años, y John Stamos está cada día mejor. Madre del señor.


Otro que también está francamente muy bien es Adam Levine, el cantante de Maroon 5. Aunque esté tatuado y tenga pinta de chulo putas que sólo se acuesta con modelos de Victoria ´s Secret, hay que reconocer que tiene unos "genes" de lo más deseables.


Matando a dos pájaros de un tiro, tenemos a James McAvoy y Benedict Cumberbatch (Sherlock, vaya). James es muy mono, ojazos y como es así, bajito, dan ganas de achucharlo también. En cuanto a Sherlock , el chaval es raro de cara, pero como su personaje mola tanto, y tiene una voz tan grave.... tiene un je ne sais quoi, que je ne sais pas.


Chris Evans es la definición de tío bueno. Poco más puedo añadir.



Llámenme clásica, o lo que quieran, pero a mí Brad Pitt, a pesar de tener casi 50 años me sigue pareciendo un hombre cañón. Mito erótico de mi adolescencia, veo "Leyendas de pasión", "¿Conoces a Joe Black?" o "El club de la lucha" y es imposible no pensar que en la lotería genética, el se llevó el gordo. Y encima es buen actor. Lo único es que el rollo "Brangelina" con tantos niños empieza a ser cansino. Pero yo se lo perdono.


Seguro que me dejo muuuuuuuuchos más en el tintero, pero tampoco es cuestión de que piensen que soy una mujer altamente hormonada. No sé si coincidirán conmigo en la apreciación de la belleza (cof, cof), pero yo creo que tengo bastante buen gusto. ¡Hale!

Por cierto, antes de que se olviden.....


jiryueyrufghgfdhfghs!!!


lunes, 12 de marzo de 2012

"No es país para ciencia"

Cuando empecé la carrera no tenía muy claro lo que quería hacer. Siempre me había sentido tentada por la investigación, trabajar en un laboratorio, pero no fue hasta un par de años cuando o tuve claro: yo quería investigar. La rama me daba un poco igual, me gusta tanto la microbiología como la parasitología, como la toxicología. Se me podía considerar una prostituta de la ciencia. Ahora, haciendo ya un máster, digamos que me he encaminado hacia un sitio más en concreto, aunque, quien sabe dónde acabaré.

La verdad es que ahora que empiezo a moverme por el mundo "pre-laboral", que tengo amigos que también han acabado la carrera y quieren dedicarse a esto, que estoy empezando a ir al laboratorio más seguido, veo lo que ya sabía desde hace algún tiempo: en España no quieren científicos.

Está claro que estamos en crisis. Puta crisis. Todos lo sabemos, está en todas partes, nos inunda, nos asfixia. Mi opinión sobre como está gestionando el gobierno la crisis, me la voy a reservar en muchos aspectos, pero en este, me temo que no.
Cuando no hay dinero, es normal que se hagan ciertos recortes. De donde no hay, no se puede sacar, pero está claro que las cosas se pueden hacer de forma muy diferente.

Siempre he dicho (y no es porque a mi me guste la investigación) que un país que no investiga es un país que no compite. Es un cero a la izquierda. No aporta nada a la sociedad. Te conviertes en el país que recibe de los demás y no tiene auto eficacia. No patentas, no promueves el desarrollo, cortas el grifo al progreso y te conviertes en el colista.

Supongo que me debatirán que cuando no hay que comer, estas cosas son secundarias. Y probablemente tengan razón, pero hasta cierto punto.

¿Cómo llegamos a esta crisis económica que mi generación ha tenido que comerse, sin haber hecho nada para producirla? Invirtiendo el dinero en ladrillos, constructores corruptos, peleas bipartidistas. Y la burbuja nos ha estallado, pero bien.

Yo siempre pongo el ejemplo de Alemania para hablar de estas cosas. Ellos tienen crisis, pero dentro de lo malo, tienen un 8% de paro (comparado con el 20% que hay en España). Alemania, por así decirlo, se ha convertido en el país que "parte la pana" en Europa, porque tienen dinero, porque han sabido invertirlo. Porque se gastaron el dinero en I+D y ahora son autosuficientes. Tienen una industria potente, tienen compañías farmacéuticas, laboratorios de prestigio. Y eso cuesta dinero, pero a la larga, se nota.

¿Qué se hace en España? Se recorta en educación y en desarrollo. Personas que, como yo, acabaron la carrera hace menos de un año, quieren investigar, quieren trabajar, y no pueden, porque no hay becas. No dan becas. Se acabó.

Personas que empezaron su tesis hace 3 o 4 años, están en peligro de no poder acabarla por el tema económico. No hay becas. Llego al laboratorio, y veo a personas válidas, licenciadas, preparadas, trabajando por amor a la ciencia, o sea, sin cobrar un puto duro. Gente que lleva esperando años a que le den una beca de doctorado. Compañeros que tienen que dar clases particulares para poder pagarse el alquiler, y así poder ir de gratis al laboratorio, porque tienen vocación investigadora, y mejor eso que estar en casa mirando a la pared, o trabajando 12 horas en una clínica por 450 euros al mes.

Esta es la situación en la que está la ciencia en España. Hablas con algún profesor y te interesas por su materia, y el problema no es que te den un tema para investigar. El campo es amplísimo y muchas personas buscan gente seria que quiera colaborar con ellos. El gran problema es que este año apenas han dado becas de doctorado. Y para desarrollar una tesis hace falta dinero. No mucho, pero hace falta. Y así estamos, cerrando centros de investigación y potenciando la fuga de cerebros masiva.

¿Creen ustedes que una persona que tuvo que irse de su país porque no le daban un duro para trabajar, volverá años después con los brazos abiertos cual hijo pródigo? Pues no.
La fuga de cerebros suele ser triste e irreversible. Una vez que vas, ya no vuelves. España se quedará sin cerebros.

A veces pienso que ojalá hubiera nacido 10 años más tarde, y no haberme comido de pleno esta crisis que me coge, justamente, en el inicio de mi vida laboral. Somos, de lejos, la generación mas preparada, y la generación más parada.

¿Que nos queda? Pues la verdad es que no lo sé. A mí todo esto me entristece mucho y me toca mucho la moral. La sensación es impotencia, esa es la palabra.

Actualmente mis opciones son:

1. Seguir estudiando hasta los 30, endeudando a mi padre hasta mi jubilación
2. Encontrar un trabajo en el que me exploten y me paguen una mierda, y probablemente no relacionado, ni de lejos, con mi campo.
3. Encontrar un trabajo en el que me paguen bien (....)
4. Opositar (jajajaja, ya...)
5. Largarme de España, con todo lo que eso conlleva. Dejar amigos, familia, cultura y empezar de nuevo en otro sitio, que tampoco se sabe si será mejor.

Y luego se preguntan por qué está la juventud triste y deprimida.
En mis sueños, me dan una beca de doctorado en mi cuidad. Llego a ser mileurista y puedo seguir viviendo con mi padre, y así ahorrar algo de dinero. Y es triste que eso sea lo más alto a lo que puedo aspirar, teniendo 24 años, una licenciatura y casi un máster.

Pero esto es lo que hay. La crisis.


Les invito a que le echen un vistazo a este artículo.



miércoles, 7 de marzo de 2012

"Mis vecinos son subnormales"



Cada vez entiendo más las pelis como "La Comunidad" o series como "Aquí no hay quien viva". Vivir en un edificio con muchos vecinos puede ser una puñetera pesadilla. A mí, parece ser que me ha tocado el gordo (en serio, a mí me ha mirado un tuerto, me han hecho un mal de ojo, o ambos..., porque yo no lo entiendo).




(Épico)

En mi "finca" (como dirían por aquí) debe haber como 90 casas, y yo he tenido la suerte de que me toquen los más chungos justo en la de encima. Sí señor.
Como todos estos apartamentos son de alquiler, supongo que mientras pagues todos los meses, no importa si metes a gentuza, porque total...el dueño no los tiene que aguantar. Eso me toca a mí.

Entre sus lindezas está la de poner música disco-chunga o reggaeton a las 3 -4 de la mañana de días entre semana (que a mí como si es un viernes noche, NO me da la gana). Encima, no es un volumen normal... es que retumba todo el piso de arriba, que digo yo... ¿sus vecinos de al lado son sordos o qué? He tenido que subir ya un par de veces y tocarles la puerta con muy mala leche y con cara de pitbull (¡dale!).
Eso no es todo. El horror musical no termina aquí. Durante mi etapa de exámenes y de entrega de trabajos les daba por poner Camela a todo volumen. Sí, Camela. Uno pensaba que se habría librado de ellos cuando decidieron "separarse", pero ahí están mis vecinos para recordarme "cuando zarpa el amor".

Su afán de tocarme los huevos no acaba aquí. Encima, como mi piso está justo debajo del suyo en el telefonillo, los coleguitas de mis vecinos se pasan todo el santo día tocándome (los cojones) sin querer...Y joder, ¡menuda vida social que tienen! Hasta cinco llamadas por error al día. Olé tus huevos.

Hoy, su grado de subnormalidad ha llegado a límites inmemoriales. Tanto, que creo que voy a poner una queja, o acabar llamando a la policía. Resulta que estaba yo quedándome dormida en el sofá, cuando de repente oigo el timbre. Yo no esperaba a nadie así que, pasé de todo y seguí durmiendo. De repente oigo como intentan meter una llave en mi cerradura y abro un ojo, porque yo soy muy tensa para estas cosas. Veo que el colega intenta abrir mi puerta (sin éxito, obviamente) por activa y por pasiva. Total, que me levanto, con muy mala leche y abro la puerta en plan: "¿Qué cojones haces?, ¿vas tan ciego que no sabes diferenciar el número que hay encima de la puerta o qué?


¿Creen que esto ha acabado? Pues no.
No sé qué clase de gente serán mis vecinos. Yo tengo varias hipótesis:
1. Extranjeros chungos que trafican con algo (y digo extranjeros porque las veces que les he oído hablar, porque se oye TODO, no me ha parecido que hablen español)
2. Traficantes de drogas que tienen un laboratorio de metanfetamina en casa. De ahí las entradas y salidas de tanta gente. Un día explotamos todos.
3. Canis retrasados

Hoy, sin ir más lejos, un amigo (que no sé si es el mismo del de la llave o no) se ha dedicado a tocar el telefonillo de mi vecino toda la noche. Desde las 2 a las 6 de la mañana. Pero él no toca de un modo normal, no. Parece que se le ha quedado el puto dedo pegado (que digo yo, que por qué no pasan estas cosas en la vida real, se electrocuta o algo....). Supongo que no asume que si llamas 45 veces a una casa y no te abren es porque:
a. No hay nadie
b. Pasan de abrirte la puñetera puerta

Pero no, eso sería asumir que tienen un mínimo de inteligencia.

Yo he pensado varias formas de vengarme, pero todas son bastante escatológicas, como dejarles un ñordo (pastuño, mierda, heces) en la puerta, para que se lleven la sorpresa al salir, o dedicarme a tocarles el timbre todo el puto día, pegarles escobillazos, pintarles la puerta con grafitti... ¿alguien me da alguna idea mejor?
Lo que no entiendo es que parece que nadie más en el edificio se queja. ¿ESTAMOS LOCOS O QUÉ?


sábado, 3 de marzo de 2012

"Eso es mi amiga, y tampoco baila"



El otro día salí de fiesta con la gente del Máster por Valencia. Primero cenamos en casa de uno, nos echamos unas risas, nos bebimos hasta el agua de los floreros, jugamos a juegos absurdos de adolescentes salidos, y finalmente, salimos. Fuimos a un pub (lleno de gente bastante "joven") y luego, todo el mundo se fue rajando, hasta que finalmente sólo quedamos una amiga y yo.
Mi amiga me dijo de ir a una discoteca (7 euros la entrada y consumición, que para mi eso es dolor eterno en el monedero) que estaba muy guay y ponían música muy buena. Yo no estoy para decir no a nada (porque no me conozco los sitios para salir), así que pa allá que nos fuimos.
Nada más llegar, nos abordaron dos chavales, uno bastante mono y normal (digo normal, porque en las discotecas hay mucha fauna) y otro que parecía simpático, pero que iba muy ciego.
Pues nada, dancing por aquí, dancing por allá. Presentación de otros amigos super bordes de estos chicos (luego se quejarán de que no mojan ni a tiros...), preguntitas, miraditas, y de repente, me doy cuenta de algo: soy la amiga fea.


El chaval interesante, normal y extrañamente culto (para encontrártelo en una discoteca, repito), se ha interesado claramente en mi amiga. FUCK!
Mi amiga es una chica mona, digamos que "estándar", que tiene una ligera tendencia a maquillarse demasiado para la edad que tiene. Supongo que rezuma feromonas.
Yo, por el contrario, debo de caminar chepuda, ser demasiado alta (que con los zapatos que llevaba debía de medir casi 1,80) y rezumar feromonas de orco.

Luego está ese extraño momento en el que tu amiga se está liando con el chaval interesante y tú te quedas sola en medio de la pista. Eso es la jungla. Lejos de sentirme como un chuletón en "La Isla de los Famosos" (recordemos que soy la amiga fea), sólo se me acercó la fauna más extraña del lugar: chavales de 19 años, que iban ciegos hasta lo último, y me decían que no sabía bailar salsa (ok, encima de fea, torpe).... o intentaban besarme con mucha puntería en: el ojo, el párpado derecho y la frente. No sé si era el alcohol que interfería en su capacidad visual, o mis feromonas de orco.

¿Creen que se puede llegar a ser más lamentable?

Se puede, queridos amigos, se puede.

Mi amiga había ligado. Era un hecho. El chaval nos dijo de ir a desayunar algo (¿sujetar velas, yo? ¡NOOO!), así que, ahí que fuimos a comer al típico 24 horas. Luego, fue a buscar su moto, y me preguntó que si le invitaba a un café a mi casa (mi amiga se iba a quedar a dormir en mi casa, porque recordemos que sigo siendo la amiga fea, no nos emocionemos).
Como el chaval me había caído bien, y en la vorágine alcohólica una no piensa que pueda ser un asesino en serie, le dije que se viniera.
Nos siguió con la moto en el taxi hasta mi casa. Ellos se echaban miraditas en plan "jijji" y yo "no me lo puedo creer" mientras subíamos en el ascensor.
Le hice el café al amigo, estuvimos un rato (los tres) hablando sobre termodinámica (el chaval era ingeniero mecánico o algo así, y es el típico tema del que habla la gente de borrachera....), documentales de animalicos, lo mucho que le gustaba mi gata Ramona y sobre que había llevado a su madre a ver el Réquiem de Mozart y que era una maravilla (cásateconmigo-joder!).
Cuando ya estaba sintiendo el peso de 800 toneladas de velas sobre mi cuerpo, decidí que era hora de largarme al ala oeste de mi casa (de 30 metros cuadrados). Cogí mi dignidad, mi pijama, mis gafas y a mi gata y me encerré en mi cuarto, mientras dejaba a aquellos dos dándose el lote en mi sofá.
Al menos no lo mancillaron del todo. Gracias.